POLÍTICA

Contaminación, sin supervisión ni acción



Autoridades de transporte y medio ambiente van y vienen y no hay supervisión de las unidades contaminantes en la calle. Son autos particulares, vehículos del transporte público de pasajeros y camiones pesados que expulsan los gases de dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles pero como nadie les dice nada, lo siguen haciendo. Y desde luego se halla la irresponsabilidad de los conductores y choferes de no revisar el estado de las unidades o no reportarlo para que se atendido.

La contaminación y/o  exposición prolongada a los contaminantes del aire puede aumentar el riesgo de problemas respiratorios, como asma y bronquitis, al igual que enfermedades cardiovasculares. Además, algunos de estos contaminantes pudieran ir más allá al ser cancerígenos o contribuir al desarrollo de cáncer de pulmón. Lo anterior pasa también con las partículas menores a diez micras o 2.5 micras, provenientes en parte de la quema de gasolina y diesel, ocasionando una mortalidad anual por cáncer de pulmón en el mundo de más de un millón y medio de pacientes, según la UNAM y el Instituto Nacional de Cancerología.

Sí son necesarios vehículos más limpios y eficientes, como los eléctricos o híbridos, promover el uso del transporte público y fomentar el uso de combustibles más limpios, pero se puede avanzar con prácticas más simples como verificar y corregir las emisiones de los vehículos  y conducir a velocidades moderadas, evitar aceleraciones y frenados bruscos y apagar el motor en paradas prolongadas.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU