POLÍTICA

Codhem revisa áreas de aseguramiento temporal en Texcaltitlán y Almoloya de Alquisiras



Al continuar con las visitas de supervisión a las áreas de aseguramiento temporal, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) Myrna Araceli García Morón acudió a los municipios de Texcaltitlán y Almoloya de Alquisiras, en el sur de la entidad, a fin de verificar el cumplimiento de procedimientos y las condiciones para aplicar la Ley de Justicia Cívica.

Hay áreas de oportunidad para mejorar el procedimiento y garantizar el derecho a la legalidad de las personas usuarias (Foto: Especial).

Dicha revisión tiene el objetivo de corroborar la garantía de los derechos humanos de las personas que cometen alguna falta administrativa, entre ellos, a la protección de la integridad, a la protección de la salud, la legalidad, seguridad jurídica y a una estancia digna.

En la visita de supervisión a Texcaltitlán, se observó la realización de adecuaciones y la construcción de áreas específicas que permitirán la aplicación de la Ley de Justicia Cívica, así como el reacondicionamiento de las Galeras Municipales, además se detectó el área de oportunidad para mejorar el procedimiento y garantizar el derecho a la legalidad de las personas infractoras del Bando Municipal

Cabe precisar que la CODHEM incorporará la información en el Diagnóstico Integral para la Aplicación de la Ley de Justicia Cívica del Estado de México, que está por concluirse, para presentarlo ante la Secretaría General de Gobierno.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK