MEDIO AMBIENTE

Científicos logran reprogramar células madre de elefante para ‘resucitar’ al mamut



Científicos han logrado un gran avance con las células madre en elefantes que puede acercar la recuperaración de los mamuts lanudos extintos, anunció la empresa de extinción Colossal Biosciences.

El avance también puede arrojar luz sobre el desarrollo temprano de los elefantes, que actualmente se considera el mayor obstáculo para la desextinción del mamut lanudo.

En un comunicado, el equipo Woolly Mammoth de Colossal Biosciences dice que ha obtenido con éxito células madre pluripotentes inducidas (iPSC) de elefantes asiáticos (Elephas maximus). Las iPSC son células que han sido reprogramadas para que puedan dar lugar a cualquier tipo de célula en el cuerpo, lo que significa que los investigadores ahora podrán investigar las adaptaciones que diferencian a los mamuts lanudos (Mammuthus primigenius) de sus parientes vivos más cercanos y probar ediciones genéticas sin tener que tomar tejido de animales vivos.

“Estas células definitivamente son un gran beneficio para nuestro trabajo de extinción”, dijo a livescience.com Eriona Hysolli, jefa de ciencias biológicas y líder de Colossal Biosciences. Lo crucial de ellos, dijo Hysolli, es que pueden revelar los procesos celulares y genéticos detrás de las características que ayudaron a los mamuts lanudos a prosperar en el Ártico. Estas características incluyen pelo desgreñado, colmillos curvos, depósitos de grasa y un cráneo en forma de cúpula.

Las iPSC también abren un camino para la creación de esperma y óvulos de elefante, que son esenciales para la desextinción del mamut, en el laboratorio.

Anteriormente, derivar iPSC de elefante resultó ser un desafío porque estos animales tienen una vía genética compleja que no se encuentra en otras especies. Los investigadores superaron esto suprimiendo genes centrales llamados TP53 que regulan el crecimiento celular y evitan que las células se dupliquen indefinidamente, dijo Hysolli.

“Una de las cosas que tuvimos que superar en el caso de las células de elefante es que tienen esta vía expansiva TP53”, dijo Hysolli. “Tuvimos que suprimir esta vía a través de dos medios para obtener estas iPSC, por lo que tuvimos que pasar por un proceso de varios pasos para lograrlas”.

El avance también puede arrojar luz sobre el desarrollo temprano de los elefantes, que actualmente se considera el mayor obstáculo para la desextinción del mamut lanudo. Si los investigadores logran crear un embrión de mamut lanudo fusionando ADN de mamut antiguo con células de elefante, necesitarán implantar este embrión en un sustituto de elefante para completar un período de gestación de 22 meses. “La gestación del elefante es muy larga y compleja, por lo que es muy importante comprender realmente el aspecto de la biología del desarrollo de la biología del elefante”, dijo Hysolli.

Diseñar un embrión de mamut lanudo ya no representa un gran desafío, dijo Hysolli, pero dar a luz a una cría sana requerirá más tiempo y trabajo. El equipo todavía está investigando métodos alternativos para generar iPSC de elefante y madurando los que han desarrollado recientemente. El avance de las iPSC, que se publicará en la base de datos preimpresa bioRxiv, aún no ha sido revisado por pares.

“Hay más validación por hacer, por lo que hasta que no se haga el experimento nunca se podrá estar seguro, pero creemos que el potencial de pluripotencia [para diferenciarse en cualquier tipo de célula] está plenamente ahí”, dijo Hysolli.

Según el comunicado, la reprogramación de células de elefante en iPSC tiene aplicaciones más allá de la extinción del mamut lanudo. La tecnología podría dar un impulso a la conservación de los elefantes, por ejemplo, al permitir a los investigadores producir y fertilizar células reproductivas artificialmente.

“Podemos derivar gametos, es decir, células similares a oogonias y espermatogonias, a partir de estas células madre pluripotentes”, dijo Hysolli. “Y eso es crucial a largo plazo, porque realmente pueden ser la clave para salvar especies”.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK