POLÍTICA

CANACINTRA realiza su primer “Encuentro de negocios”



La Cámara de la Industria de Transformación en el Estado de México, llevó a cabo su primer “Encuentro de negocios” con el objetivo de vincular a los diferentes sectores industriales, comerciales y de servicios para exponer sus necesidades de proveeduría y requerimientos directos.

En el encuentro se dieron cita grandes empresas como de los sectores de alimentos, servicios, manufactura, química y logística.

Teniendo como sede la Universidad Tecnológica de México campus Toluca, se dieron cita más de 50 empresas del sector industrial para generar citas de negocios, conocer proyectos de expansión, capacidades de proveeduría y generar valor de manera local.

José Luis Urrutia, Presidente de Canacintra Estado de México refirió que se trata de hacer sinergia conociendo las capacidades, diversidad de productos y conectividad que hay entre los requerimientos de las empresas tractoras y quienes están en proceso de desarrollo.

En este sentido el desarrollo de cadenas de proveeduría no solo es una necesidad sino un gran potencial de crecimiento y una oportunidad de mejorar el desarrollo del sector productivo y el fortalecimiento del mercado local es uno de los eslabones clave para detonar la economía.

Entre los temas que establecen como necesidades para el desarrollo del sector con mayor eficiencia es la integración de tecnologías en los procesos productivos y losgisticos, tales como códigos de barras, códigos QR, ERP, ofrecer calidad en la información de los productos, mejorar la calidad de los mismos, eficientar la cadena de distribución y apostar a una proveeduría de just in time.

En el encuentro se dieron cita grandes empresas como de los sectores de alimentos, servicios, manufactura, química y logística.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK