SALUD

Calimaya Invita a Participar en Concurso de Fachadas Navideñas

El Ayuntamiento de Calimaya ha lanzado una cordial invitación a la comunidad para participar en el concurso de fachadas navideñas. Con esta tradición busca fomentar el espíritu festivo y la creatividad entre los habitantes del municipio.

Para formar parte de este concurso, los interesados pueden registrar sus fachadas a través del siguiente enlace: Formulario de Registro.

El concurso busca embellecer las calles de Calimaya con coloridas y festivas decoraciones navideñas. Además tiene como objetivo promover la participación comunitaria y la unión entre vecinos durante la temporada navideña.

Las bases del concurso, que incluyen criterios de evaluación y fechas límite de inscripción, se encuentran disponibles en el enlace proporcionado. El Ayuntamiento anima a la comunidad a dejar volar su imaginación y creatividad para contribuir a la atmósfera alegre y festiva que caracteriza esta época del año.

Este tipo de iniciativas, más allá de la competencia, buscan fortalecer los lazos comunitarios y generar un ambiente positivo y festivo en la localidad. La participación activa de los ciudadanos en eventos como estos refleja el interés y compromiso de la comunidad con el bienestar y la vivacidad de su entorno.

Con el enlace de registro disponible, el proceso para participar en el concurso se simplifica, permitiendo a los residentes de Calimaya sumarse fácilmente a esta celebración navideña. Asimismo, el Ayuntamiento espera contar con una amplia participación. Y con ello convertir las calles del municipio en un verdadero espectáculo de luces y colores durante esta temporada festiva.

Así, Calimaya se prepara para recibir la Navidad con la creatividad y entusiasmo de sus habitantes. Y también promoviendo la unión y la alegría en cada rincón del municipio.


 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK