SALUD

Apoyo del PVEM a candidata en Ecatepec

Pepe Couttolenc, dirigente del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Estado de México, ha utilizado sus plataformas de redes sociales para compartir un mensaje de respaldo y apoyo hacia la candidata a Diputada Federal por el Distrito 11, Sandra Marcelino. Este respaldo se manifestó durante la visita de Marcelino a la colonia Santa María Tulpetlac en Ecatepec.

Puede ser una imagen de 10 personas

Durante el encuentro en la colonia, Couttolenc expresó su firme convicción en la candidatura de Sandra Marcelino. Resaltó la importancia de ofrecer a los mexiquenses una opción política sólida y comprometida con el bienestar de la comunidad. En sus palabras, el líder del PVEM hizo hincapié en que es crucial que los ciudadanos conozcan y consideren al Partido Verde. Esto para que sea una alternativa viable para el futuro del estado.

Puede ser una imagen de 7 personas

El respaldo del dirigente del PVEM a la candidatura de Sandra Marcelino resalta la confianza y el compromiso del partido con sus candidatos. Además de demostrarlo con la ciudadanía en general. Couttolenc enfatizó la necesidad de fortalecer la presencia del Partido Verde en la política estatal, brindando así a los mexiquenses una opción sólida y responsable en el ámbito legislativo.

Puede ser una imagen de 4 personas

El mensaje compartido por Pepe Couttolenc en sus redes refleja el espíritu de unidad y colaboración que impulsa al Partido Verde hacia el éxito electoral. En un llamado a la acción, Couttolenc instó a la comunidad a unirse al proyecto del PVEM y a trabajar juntos hacia la consecución de los objetivos comunes. ¡Juntos al triunfo con el Partido Verde!


 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK