TECNOLOGÍA

56 años de prisión a responsable de desaparición de persona



La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) logró obtener una sentencia de condena de 56 años y 3 meses de prisión para Nancy Casiano García, quien fue acusada del delito de desaparición de persona cometida por particulares en agravio de su pareja sentimental.

La víctima fue vista por última vez el 4 de noviembre de 2020, desde ese momento se desconoce su paradero. (Foto: Especial)

Desde noviembre del 2020, la víctima permanece desaparecida, y este fallo judicial representa un paso importante en la búsqueda de justicia para él.

Según las investigaciones de la Fiscalía estatal, el 4 de noviembre de 2020, tanto la víctima como la ahora sentenciada se encontraban en un inmueble en Zinacantepec.

En ese lugar, Casiano García permitió el ingreso de tres personas, quienes posteriormente se llevaron a la víctima a bordo de un vehículo. Desde entonces, su paradero es desconocido, lo que desencadenó una indagatoria por parte de la Fiscalía Edomex y la posterior detención de la acusada.

Con las pruebas recabadas y aportadas por el Ministerio Público, la Autoridad Judicial emitió esta sentencia de condena para la acusada, además le fijó multa de 781 mil 920 pesos como reparación del daño, en tanto que sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK