ENTRETENIMIENTO

56 años de prisión a dos por desaparición de joven en Cuautitlán






Alfredo Solís Noreña y Mirta Lucía Aguilar Alarcón fueron condenados a 56 años y 3 meses de prisión por su participación en la desaparición de una joven de 25 años en Cuautitlán Izcalli.

Fueron detenidos en el mes de octubre de 2022, derivado de una investigación iniciada por la Fiscalía mexiquense por estos hechos. (Foto: Especial)

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) acreditó su intervención en este delito luego de una exhaustiva investigación. El 17 de septiembre de 2022, la víctima se encontraba con Alfredo Solís Noreña en un hotel de Cuautitlán Izcalli, y desde entonces su paradero fue desconocido.

Además, se halló el vehículo de la víctima abandonado en la colonia Centro Urbano de la misma municipalidad.

La FGJEM llevó a cabo diversas diligencias una vez informada de la desaparición de la víctima, activando el protocolo Alba de Búsqueda de Personas y coordinando esfuerzos con varias entidades de seguridad. Gracias al avance en la investigación, se identificó a Alfredo Solís Noreña y Mirta Lucía Aguilar Alarcón como responsables del delito. Ambos fueron detenidos en octubre de 2022 y posteriormente ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social.

Además de la pena de prisión, los condenados deberán pagar multas, y sus derechos civiles y políticos han sido suspendidos como parte de la sentencia dictada por el juez.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorDetienen a tres probables implicados en el delito de violación
Artículo siguienteRevista Apuntes Electorales, “gran espacio para difundir el conocimiento”


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG